Actualizamos la Hoja de Ruta: Las Bolsas y 2008

A día de hoy nadie duda de que estamos en un periodo muy pesimista para las Bolsas. Todo apunta a que, tanto por contexto macroeconómico como por comportamiento bursátil, estamos más cerca de un 2008 que de un 2014. Eso significa que debemos actualizar nuestra Hoja de Ruta… ¡Empezamos!

Este es el peor inicio de año para las Bolsas desde 1949. Para el índice SP500 la caída en el mes de abril ha sido la peor desde la Segunda Guerra Mundial. Todo esto a pesar de que históricamente abril suele ser un mes bueno. Imagínense si llega a ser un mes malo…

Algunos de vosotros recordareis que empezábamos el año publicando nuestra Hoja de Ruta en la que, entre otras cosas, comparábamos lo que podría ser 2022 con 2014. La comparación era lógica ya que el año 2014 fue el último en el que tuvimos un ‘’tapering’’ por parte de la FED, además de la primera subida de tipos de interés de aquel ciclo.

En eso estuvimos acertados. En aquel momento hablábamos de la posibilidad de reducir nuestra exposición al Mercado a un máximo del 60%, de reducir las inversiones en valores tecnológicos y de apostar claramente por sectores defensivos y ligados a periodos inflacionarios. Así lo hemos ido haciendo.

Precisamente en lo que estábamos acertados era en el diagnostico, pero no pensábamos que fuera tan grave. Es por eso que en las últimas semanas hemos cambiado la referencia del año 2014 por la del año 2008. Y aquí las cosas son diferentes.

Siguiendo la Hoja de Ruta de 2008: Rebote en las Bolsas para los próximos meses

Presten atención a esto. El gráfico que se muestra a continuación muestra la evolución del SP500 desde sus niveles máximos en 2008 (linea rosa) y del SP500 en lo que llevamos de 2022 (linea roja).

Es decir, desde el 9 de octubre de 2007 y desde el 3 de enero de 2022 para el S&P 500, así como las fechas que correspondan a los máximos respectivos para el resto de los índices.

Podemos ver como lleva prácticamente el mismo rumbo que en 2008. Siguiendo esta especie de GPS estaría un llegar un nuevo tramo de bajada para luego iniciar una recuperación hasta junio-julio. A partir de ahí, las bajadas deberían regresar a las Bolsas.

Algo parecido ocurre en el Nasdaq. En el gráfico que vamos a mostrar a continuación se ve la evolución desde sus máximos respectivos del Nasdaq en el año 2008 (línea rosa). Por otra parte, el comportamiento del Nasdaq en el presente año 2022 (línea roja).

Podemos ver como, siguiendo este comportamiento, al Nasdaq le debería quedar un tramo al alza de aproximadamente 2-3 meses para luego iniciar un tramo fuertemente bajista.

¿Como interpretamos esta situación?

Como conclusión, podríamos entender los niveles actuales como propensos para un rebote que llevaría a las Bolsas en general a su media de 30 semanas. Una vez allí, los bajistas deberían retomar el control del Mercado…

Por nuestra parte, aprovecharemos este previsible rebote para continuar vendiendo y tomando posiciones cortas. El objetivo es tener la máxima liquidez disponible, que lo poco en lo que estemos invertidos sea en sectores defensivos y, por último, intentar aprovechar las caídas tomando posiciones bajistas en índices como el Nasdaq o Russell.

¿Puede afectar la subida de tipos a nuestra idea sobre el comportamiento futuro de las Bolsas?

Más cosas. Los fondos de inversión han asistido a fuerte salida de dinero, pero no de manera puntual, sino durante 3 semanas seguidas. Esto es una secuencia que no se veía desde hace dos años. La suma que ha abandonado las Bolsas ronda los 32.100 millones de dólares.

Por otra parte, si vemos las últimas siete ocasiones que la Reserva Federal subió las tasas, podemos ver que el S&P500 tres meses después subió de media un +0,5% (gracias a que en 1997 subió un +13,5%, si no es por ese año el rendimiento hubiera sido ligeramente negativo), seis meses después subió de media un +7,1% y un año después subió un +10,2%. Esto enlaza perfectamente con la subida que estamos planteando de cara a los próximos meses para luego retomar la senda bajista.

Interpretar el mensaje de la FED

Lo que realmente afecta negativamente a la Bolsa no es la subida de tipos de interés (sobre todo si dicha subida viene de estar los tipos en niveles muy bajos), sino el ritmo y la velocidad de las subidas de tipos. Por ejemplo, el S&P500 cae una media del -2,7% si el ritmo de subida es elevado, mientras que sube de media un +11% si el ritmo es pausado.

El sector que sale beneficiado con una subida de tipos de interés es el bancario, ya que aumenta el margen de intermediación, es decir, la diferencia que existe entre los intereses que paga el banco a quien ha solicitado el dinero y los que cobra a quien se lo presta. Por otro lado, el sector que sale más perjudicado es el tecnológico. En divisas, el dólar sale también favorecido.

¿Estás interesado en nuestros informes personalizados de Estrategias de Inversión en USA o Europa? ¡Visita nuestra sección de Servicios o escríbenos a info@makingatrader.com!

Advertencia Legal

La toma de decisiones de inversión debe hacerse de manera responsable y siendo conscientes de los riesgos que se asumen. Making a Trader no acepta ninguna responsabilidad por el contenido y los análisis del consultorio. Se advierte igualmente que la operativa en el mercado de valores supone un riesgo elevado e implica una vigilancia constante de la posición.

El contenido de la página web y los servicios que se ofrecen no pretenden ser, no son y no pueden considerarse en ningún caso, asesoramiento en materia de inversión ni de ningún otro tipo de asesoramiento financiero, ni puede servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo. Los usuarios deben estar plenamente informados sobre los riesgos, gestión monetaria, apalancamiento y los gastos asociados con el trading en los mercados financieros.

Deja una respuesta