Amazon al detalle: Liderazgo sin matices

Amazon está aquí para quedarse. Esa es la triste realidad para el pequeño comercio y también para los grandes almacenes de Europa. Sin embargo, esta realidad es bastante prometedora para los inversores que confiamos en la compañía desde hace mucho tiempo.

Al fin de cuentas el negocio de la venta es un simple juego de suma cero. Si uno gana, otro pierde. Si Amazon gana, alguien tiene que perder. El número de clientes -por grande que sea- es limitado, y el que se lleva la cuota de mercado es una o dos compañías, no sesenta. Esto es el Mercado, amigo.

Si algo me ha llamado la atención en este Gran Crack bursátil ha sido ver como nuestras acciones de Amazon caían más de un 30%. He de decir que en ese momento a uno le surgen dudas. Pero, pensándolo fríamente, no encontré un solo motivo para presentar al resto de gestores la idea de deshacer nuestra posición. Definitivamente el mundo se iría a pique si la realidad hubiese cambiado tanto tan solo en un mes. Afortunadamente no ha sido así.

La pandemia juega a favor de Amazon

Aplicando la lógica, es bastante razonable pensar que en una situación de confinamiento el beneficiado va a ser Amazon y no un pequeño comercio. Mucho menos una gran superficie como Carrefour, Alcampo o El Corte Inglés. Así pues, los grandes beneficiarios serán los que no requieran presencia física y los que tengan un mayor potencial de venta online.

Seguramente habrá quien piense que esta etapa de confinamiento terminará más temprano que tarde. Aunque así fuera, y sin tener en cuenta que las grandes farmacéuticas se ponen un plazo de año vista hasta lograr la vacuna y si a eso le sumamos el tiempo que tardará en aparecer en las farmacias, lo más normal es que los más precavidos eviten acudir a estos grandes almacenes.

»Las cifras de Amazon son sencillamente espectaculares: 1 billón de capitalización bursátil, subiendo un 37% desde los mínimos marcados este mismo año. Hemos pasado de los 1.676 dólares por acción a los 2.400 dólares»

Javier Vilches

Y si, afortunadamente llegará el día que todo se normalice. Para cuando ese día llegue, millones de consumidores habrán podido conocer y disfrutar la comodidad de comprar desde casa sin perder ni uno solo de los aspectos positivos que tiene visitar la tienda presencialmente. De hecho, se podrá evitar jaleos en Navidad, rebajas y demás días de alta demanda.

Una campaña de marketing impagable

Como decía, este virus le ha venido como anillo al dedo a Amazon de cara al medio y largo plazo. Es una perfecta campaña de marketing que ha sacado a relucir lo mejor de Amazon y lo peor de sus competidores: les ha puesto en bandeja la cabeza de la competencia. Y eso es una oportunidad que no van a dejar escapar.

Si continuamos aplicando la lógica, en España, la tarea más difícil siempre ha sido convencer a una generación de personas mayores que se mostraban reticentes a la compra online. Ahora, con un confinamiento obligado y con un temor creciente de salir a la calle, se han atrevido a abrir su ordenador y googlear Amazon. Así pues, de esto podemos deducir que Amazon acaba de conquistar una frontera que los grandes almacenes querían proteger a toda costa.

El peor de los errores que pueden cometer los gestores de Carrefour, Alcampo, El Corte Ingles… es hacer trampas al solitario. El virus no va a ser el culpable de que acaben cerrando sus puertas. El coronavirus simplemente ha acelerado un proceso que ya estaba en marcha. Tiemblan los cimientos de un negocio que parecía inquebrantable.

La conquista del liderazgo

Estamos ante un monstruo de la tecnología, comercio, mundo audiovisual… pensándolo bien, sería más sencillo enumerar en que aspectos Amazon no es el líder o está trabajando para serlo.

En resumidas cuentas: pagar 2.000 dólares por acción es casi una ganga si estudiamos el enorme potencial que tiene esta compañía y que, si continuas leyendo, te mostraré.

Antes de continuar, vamos a aclarar de forma muy breve qué es Amazon.  Estamos hablando de una compañía nacida en Estados Unidos, dedicada al comercio electrónico y servicios de computación en la nube… entre otras cosas. Su sede y lugar de fundación está situado en Seattle.

Pero esto quien más y quien menos ya lo sabe. Algo menos conocido es su lema ‘’De la A a la Z’’, algo que la compañía lleva a sus últimas consecuencias y que, de hecho, quedó plasmado en el logo desde 2010: una flecha que va desde la A hasta la Z. En 1994, Jeff Bezos empezó a dar forma a lo que años más tarde sería el futuro del comercio.

Un torpedo a la línea de flotación de la competencia

¿Quién se beneficia del distanciamiento social, un pequeño comercio o Amazon? ¿Y quién es el beneficiario de que meterse en un gran almacén aumente el riesgo de enfermar? – El Confidencial

Dicen que en tiempos de crisis es cuando emergen nuevas ideas que dan un vuelco a la realidad reinante. Pero ahora no es una de ese tipo. Esta crisis no ha servido para que una nueva idea destrone a Amazon, más bien ha servido a la compañía para aprovechar el cierre de la economía y expandir aún más la extensión de sus tentáculos. Hay muy pocas cosas a las que Amazon no pueda llegar.

Casi 100.000 han sido los trabajadores que Amazon ha contratado para hacer frente a la inmensa llegada de pedidos. Cientos de clientes que, sorprendidos por la eficacia de sus servicios, acabarán comprando más de una vez en la web. Así es como se fideliza a un cliente, y así es como se genera una necesidad que antes el consumidor ni siquiera conocía.

De hecho, ha sido tal la avalancha de pedidos que Amazon se ha visto obligada a llevar a cabo la cancelación de las campañas del día de la madre y del padre, picos habituales de ventas. El Prime Day, uno de los días más populares y que tiene lugar en julio, también ha sido pospuesto indefinidamente.

Mientras el volumen de pedidos en categorías esenciales ha subido, la capacidad logística de la compañía se ha encontrado con el desafío de evitar los conocidos como ‘cuellos de botella’, alargando los plazos en que los clientes reciben sus paquetes.

El corazón de Amazon

Si has llegado hasta aquí, seguramente ya sabes de sobra qué es y a que se dedica Amazon. Pero pocos son conocedores sobre cuáles son las verdaderas trincheras defensivas de la compañía.

Las principales ventajas competitivas son el llamado efecto red y las ventajas de escala. Puedes clickar sobre cada uno de los conceptos si no sabes a que se refieren.

Si en algo destaca Jeff Bezos es en maximizar las ventajas competitivas de Amazon… y en generar nuevas. Así lo ha demostrado tras lanzar el servicio Prime –Switching Cost y su servicio en la nube Amazon Web Services.

Vemos a continuación las estimaciones de clientes Prime en Amazon en millones de personas. En 2025 más de la mitad de americanos serían clientes Prime, aunque esta cifra es a nivel global.

En el siguiente gráfico podemos observar la estimación que hace Bloomberg sobre los ingresos por el servicio Cloud de Amazon. Cifras estimadas en billones de dólares.

Después de casi 1.200 palabras, estamos en posición de afirmar con rotundidad que estamos hablando de una empresa con una enorme ventaja competitiva. Amazon es un inmenso entramado de sectores unidos entre sí que no para de crecer. Ahora, el siguiente punto de mira de Jeff Bezos es la logística. Puedes ver un vídeo de como funcionará clickando aquí.

El Big Data es la siguiente clave de su negocio. Es algo que la competencia apenas sabe lo que es. Y si lo sabe, están a años luz de ponerlo en práctica. El objetivo de Amazon es que gran parte de la población sea parte del mundo Prime y con ello generar una cantidad inmensa de datos sobre sus hábitos y necesidades de consumo. De esta manera la compañía puede adelantarse a unas tendencias de consumo que los clientes ni siquiera saben que llegarán.

Vemos a continuación un estudio sobre resultados de Big Data sobre la previsión de gasto de clientes.

Los números de Amazon

Este análisis no pretende ser un aburrido informe de los fundamentales de la compañía, pero para aquellos que muestren cierto interés en las cifras, vamos a ver cómo es la evolución de las principales métricas.

Si tenemos en cuenta los últimos 10 años… CAGR de Ventas del 28%, CAGR de EBIT del 30%, CAGR del BPA del 30% y CAGR de FCF del 55%.

Pero ahora viene lo mejor, en los últimos cinco años: CAGR de Ventas de 27%, CAGR de EBIT del 189%, CAGR de BPA del 152% y CAGR de FCF del 53%.

La compañía está aumentando fuertemente el efectivo, llevando a Amazon a cifras sin precedentes. Pero, si algo destaca de todo esto, es que casi todo lo que gana se acaba reinvirtiendo en el negocio.

Diversos frentes abiertos

En el mercado publicitario, Amazon espera un crecimiento anual de más de un 30%. Esto significa que pasaría a convertirse en un duro competidor para el duopolio de Facebook y Google. Pero esto no es todo. También se está reforzando la incursión en la creación de un coche autónomo a través de empresas colaboradoras. Se esperan sinergias con General Motors.

Seguimos con otro frente, esta vez el de los videojuegos. Con la compra de Twitch el universo de los videojuegos ha aterrizado en Amazon, el soporte en la nube, publicidad, streaming… son un verdadero caramelo para la compañía.

Poco a poco también se está adentrando -con la compra de Whole Foods- en el sector farmacéutico y muestra que los tentáculos de Amazon son imparables. La oportunidad de negocio para el futuro con una población más envejecida y con servicio directo de envío a casa es muy rentable.

Posiblemente alguno de los lectores que no suela utilizar los servicios de Amazon puede pensar que todo esta lista de servicios puede llegar a encarecer mucho el precio. Pero, ¿Cuál sería el precio de disfrutar de absolutamente todos los servicios que ofrece Amazon y las empresas bajo si control? Exactamente 784 dólares.

Amazon: Una inversión rentable

Varias personas con las que he tenido oportunidad de hablar sobre inversiones han hecho referencia a lo caro que les parece el precio por acción de Amazon. Llama la atención como el precio les parecía excesivo en 1.400 dólares, luego en 1.500 dólares, también en 1.900… y extremadamente caro en los 2.000 dólares. A estas horas, el precio ya ronda los 2400 dólares por acción.

Y, también a estas horas, puedo afirmar que su precio sigue siendo una completa ganga para inversores de largo plazo.

Advertencia Legal

La toma de decisiones de inversión debe hacerse de manera responsable y siendo conscientes de los riesgos que se asumen. Making a Trader no acepta ninguna responsabilidad por el contenido y los análisis del consultorio. Se advierte igualmente que la operativa en el mercado de valores supone un riesgo elevado e implica una vigilancia constante de la posición.

El contenido de la página web y los servicios que se ofrecen no pretenden ser, no son y no pueden considerarse en ningún caso, asesoramiento en materia de inversión ni de ningún otro tipo de asesoramiento financiero, ni puede servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo. Los usuarios deben estar plenamente informados sobre los riesgos, gestión monetaria, apalancamiento y los gastos asociados con el trading en los mercados financieros.

Deja una respuesta