Las Bolsas, curva de tipos y la llegada del rojo

Las Bolsas siguen, más allá de puntuales recortes, imparables desde mitad de marzo. Ni la guerra entre Rusia y Ucrania ni los altos niveles de inflación están consiguiendo tumbar el Mercado. Aunque las Bolsas continúan en negativo en lo que llevamos de año, están en verde desde el inicio del proceso bélico.

El SP500 acumula varias semanas seguidas en verde y ya ha recortado alrededor del 50% la caída que acumulaba en el transcurso de 2022. A todo esto, existe un dato que merece la pena comentar.

Desde que en marzo la FED comenzó a subir los tipos de interés después de 4 años, todas las sesiones excepto en cuatro ocasiones han cerrado en positivo, al menos en el momento en el que estamos escribiendo esto. Además, acumula la mayor subida desde 1945 tras iniciarse un ciclo de subidas en los tipos de interés.

La conclusión que extraemos es algo que aquel que se aísla de los periodistas y se centra en los datos ya conoce: Las Bolsas no temen una subida de los tipos de interés, lo que temen es que esta subida sea a un ritmo elevado y fuerte. Por lo cual, la FED está obrando en consecuencia gestionando el margen que tiene, el cual dicho sea de paso no es mucho… la inflación empieza a ser muy preocupante.

El tacto de la FED con las Bolsas

Históricamente la Reserva Federal no ha tenido la mano ligera a la hora de subir los tipos de interés cuando las Bolsas no están en su mejor momento.

Es más, en los últimos 22 años la última vez que subió los tipos de interés con un Mercado débil fue en el mes de diciembre del 2018 cuando los índices se desplomaron incluso más que en 2022. Ante ese escenario la FED rectificó a los 7 meses.

Bien es cierto que la inflación en aquel momento era del 3% y no del 8%. Los indicadores muestran que las expectativas de inflación en Estados Unidos están en niveles récord y que seguirá en cotas elevadas como mínimo hasta el 2024.

Más allá de esto, que no es poco, merece la pena comentar el tema de los Bonos. Lo cierto es que nos empieza a preocupar el flujo de dinero que está saliendo a la renta fija debido a la alta rentabilidad que empieza a ofrecer. Ya me dirán quién va a exponer su dinero en las Bolsas teniendo un bono americano a 10 años al 2,50%.

Precisamente sobre esto les iba a hablar. La inversión de la curva de la curva de tipos es uno de los fenómenos más peligrosos de la renta variable.

Si se fijan en el gráfico que a continuación les adjuntamos, vean qué ha ocurrido cada vez que este diferencial entre al bono a 10 y 2 años se ha invertido. Ya se lo digo yo: recesión y caídas en las Bolsas.

Hace algunas semanas comentábamos lo difícil que nos resultaba creer en la idea de un mercado bajista sin ver una inversión de la curva de tipos… pues bien, si nada lo remedia, parece que en pocas sesiones este fenómeno se va a dar.

Puedes ver qué es y como funciona la Curva de Tipos en este enlace

¿Tenemos margen de reacción después del cruce de la curva de tipos?

Si, y aunque esto os lo comentábamos hace semanas, os lo volveremos a recordar, especialmente para aquellos que sean nuevos en estos comentarios semanales.

Desde que la curva de tipos se ha invertido hasta que los Mercados inician un ciclo bajista se han dado tramos al alza muy importantes. En la tabla que adjuntamos a continuación lo podrán ver detalladamente. Si necesitan la imagen en mayor resolución, comuníquense con nosotros a través de la sección de Contacto y se la adjuntaremos sin problemas.

Con esto sobre la mesa, tenemos dos titulares clave. El primero de ellos es que vamos a disponer de un tiempo para seguir haciendo caja y preparar nuestras carteras para un ciclo bajista y, el segundo, es que dispondremos de aproximadamente 10-12 meses para hacerlo. Es cierto que la media de tiempo hasta que vienen las caídas es algo superior, pero más vale ser previsor.


¿Estás interesado en nuestros informes personalizados de Estrategias de Inversión en USA o Europa? ¡Visita nuestra sección de Servicios o escríbenos a info@makingatrader.com!


Las Bolsas en el mes de abril

Más cosas. La estacionalidad de cara a este mes de abril es significativamente positiva respecto a otros meses. De hecho, abril es de los meses más rentables para las Bolsas especialmente en los últimos 10 años. En concreto, los mejores meses para el SP500 en los últimos 10 años son: Abril, Junio, Julio, Octubre y Noviembre.

Es más, las cosas en los índices americanos parecen prepararse para una posible continuidad de la subida.

Así lo vemos en el Nasdaq100, el cual parece ignorar una subida de tipos que tantas veces ha parecido preocuparle. En general, y hablando desde el punto de vista técnico, el Mercado en USA se ha reconstruido con patrones más o menos generalizados en la única tendencia que estaba tocada: el corto plazo.

También la volatilidad va perdiendo altura y los indicadores de Amplitud de Mercado van suavizando las lecturas bajistas.

Por ejemplo, el último resultado de la encuesta entre los inversores refleja un nuevo descenso de los bajistas, los cuales se desplazan hasta territorio neutral en su mayoría. Tómense un minuto para analizar la tabla que adjuntamos.

¿Oportunidades para invertir en el momento actual?

No en exceso, todo sea dicho. Hemos estudiado tomar posiciones en el SPDR Dividend Aristocrats y tenemos la previsión de seguir comprando aseguradoras y sectores que acompañan al contexto actual macroeconómico. Todo ello lo comentamos en nuestro informe Guerra en el Mercado y en los informes de Estrategias en Valores de USA y/o Europa.

Advertencia Legal

La toma de decisiones de inversión debe hacerse de manera responsable y siendo conscientes de los riesgos que se asumen. Making a Trader no acepta ninguna responsabilidad por el contenido y los análisis del consultorio. Se advierte igualmente que la operativa en el mercado de valores supone un riesgo elevado e implica una vigilancia constante de la posición.

El contenido de la página web y los servicios que se ofrecen no pretenden ser, no son y no pueden considerarse en ningún caso, asesoramiento en materia de inversión ni de ningún otro tipo de asesoramiento financiero, ni puede servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo. Los usuarios deben estar plenamente informados sobre los riesgos, gestión monetaria, apalancamiento y los gastos asociados con el trading en los mercados financieros.

Deja una respuesta