El DAX recupera la tendencia alcista tras la corrección

El índice DAX recuperó las caídas que se produjeron la pasada semana. Una corrección dentro de la actual tendencia alcista que mantienen la mayoría de índices europeos y americanos desde principio de año.

Gráfico diario del DAX

Una vez más el gráfico del DAX nos venía avisando de un agotamiento de corto plazo. Como venimos comentando en este blog desde principio de año, la fuerte recuperación que han tenido los índices, estamos faltos de un saneamiento de la misma, es decir, una corrección.

Como se aprecia en el gráfico superior, en temporalidad diaria, el martes pasado se apoyó perfectamente sobre las medias (medias de 150 y 200 periodos). De ahí impulsó al índice hasta los 12.050 puntos.

Medio plazo del índice DAX

En el gráfico semanal de abajo, también se aprecia un claro apoyo sobre las medias. De haber perdido dichas medias la estructura del gráfico se hubiera deteriorado mucho.

Gráfico semanal del DAX

A pesar de la recuperación en la última corrección, el indicador de amplitud RSC Mansfield sigue en terreno negativo. Es imperativo que el DAX vuelva a recuperar la fuerza. Una fuerza que no ha sido capaz de recuperar en todo el año, como se aprecia en el gráfico semanal.

Estuvo realmente cerca en el mes de mayo, pero no consiguió poner en verde al indicador. Es una de las principales razones por las que mantenemos cierta cautela en el medio largo plazo del índice.

Tras finalizar el periodo electoral en Europa, y la tregua del Brexit hasta octubre, hace prever cierta ralentización. Además de estas circunstancias, la entrada en la época estival también será motivo de una posible baja volatilidad de los Mercados.

Desde el aspecto puramente técnico, el DAX precisa superar el nivel de los 12.500 puntos para confirmar un nuevo impulso y poner el punto de mira en los máximos.

Deja una respuesta