El NIKKEI 225 se enfrenta a la tendencia bajista de corto plazo

Nikkei 225 está en positivo lo que llevamos de semana. Los últimos acontecimientos de economía macro han ayudado en su recuperación, aunque ahora se enfrenta al momento de la verdad, la actual tendencia de corto plazo que inició en el pasado diciembre.

Gráfico Semanal del NIKKEI 225

Desde un punto de vista técnico, el nivel de los 21.000 puntos le han servido de claro soporte. Al igual que el resto de índices mundiales, también se recuperó de las caídas de enero, y más recientemente de la corrección realizada entre mayo y junio del presente.

La resistencia inmediata del Nikkei 225 son los 21.800 puntos, y la siguiente en 22.000 puntos. Si el índice japonés es capaz de superar la directriz bajista actual, tendrá el camino despejado para intentar regresar de nuevo a los máximos que abandonó en diciembre, los 24.100 puntos.

Por el momento no acompaña la fuerza al Nikkei 225. El RSC Mansfield, a diferencia por ejemplo del índice de referencia en el mundo, el S&P 500, es negativa. Es fundamental que entré en fuerza positiva para que el rebote sea consistente y duradero para retomar la tendencia.

Nikkei 225 ante una economía muy endeudada, algo estancada y baja inflación

Este es el panorama sombrío actual de la economía en Japón. Al igual que pasa en Europa, la población del país se ha envejecido, la tasa de natalidad es negativa, y la economía entre síntomas de agotamiento al borde de un estancamiento.

Pero si esto no fuera suficiente, las empresas que forman el índice Nikkei 225 también se enfrentarán a las decisiones del banco central de Japón. La entidad emisora, mantendrá los tasas de interés bajas por un largo periodo de tiempo.

La entidad advierte que los riesgos de la economía global son “variados y grandes”. Sin duda es una referencia a la guerra comercial entre USA y China, y la incertidumbre del brexit en la Unión Europea.

Deja una respuesta