Energía Nuclear: Diferentes formas de invertir en Uranio

El uranio es un elemento radiactivo natural con tanto poder destructor como vital. Es el elemento que abrió el camino de las destructivas bombas atómicas y de catastróficos accidentes nucleares, pero también ha sido una fuente de energía decisiva en la evolución de la Tierra y hoy nos proporciona gran parte de la electricidad que utilizamos.

No fue hasta la década de 1950 que la investigación sobre el uranio miró hacia las posibilidades constructivas de este elemento químico. Los científicos investigaron la energía nuclear, descubriendo el potencial del uranio como combustible para los reactores, que hoy producen el 17 % de la electricidad de todo el mundo.

Entendida la teoría: Invertir en uranio

Esta es la teoría. No es la idea introducirnos en el terreno científico. Por lo cual, redirijámonos a la forma en que podemos invertir en uranio. En resumidas cuentas, lo podemos hacer a través de ETFs y mediante acciones.

Parece obvio pensar que en un futuro cercano donde los recursos naturales rusos deberían ir reduciéndose a la vez que la demanda de energía aumenta, todo nos lleva a que la energía nuclear arranque de una vez por todas. Guste o no a más de un gobierno.

El uranio es una pieza fundamental, ya que se utiliza en los reactores nucleares que generan el 10% de la energía del planeta. Como curiosidad, comentar que prácticamente el 50% de la producción de uranio en el mundo tiene su origen en Kazajistán.

Es cierto que el tema de los accidentes de centrales nucleares, así como su utilización en el sector militar no han ayudado mucho a su fama. Pero no se puede negar sus virtudes, tales como el hecho de tratarse de una energía limpia, barata, eficaz, que no genera emisiones y que produce muy pocos residuos.

La demanda va a incrementarse

La Asociación Nuclear Mundial comenta que los 50 reactores que existen a día de hoy en construcción en el planeta llegarían a 300 gracias a todos los proyectos existentes, sobre todo en el continente asiático, concretamente en China y en India.

La demanda de uranio se incrementará debido a la crisis energética y la búsqueda de energías más limpias. Parece algo más que evidente… pero ojo, no apoyar la energía nuclear no significa dejar de lado el potencial de las energías renovables. Ambas son fuentes de energía complementarias.

Formas de invertir en Uranio

Tal y como comentábamos en la introducción, lo podemos hacer a través de acciones del sector o a través de ETFs. Si la inversión es a largo plazo, parece más lógico optar por un ETF.

Global X Uranium. Sigue el índice Solactive global Uranium & Nuclear Component Total Retur. Este es un índice que está formado por compañías muy especializadas del sector. Las tres empresas en las que invierte más son Cameco, NexGen Energy y Uranium Participation. La comisión de gasto es de un 0,70% (la media del sector es del 1%. La rentabilidad por dividendo anual y es de casi un 2%.

VanEck Vectors Uranium Nuclear Energy. Sigue al índice MVIS Global de Uranio y Energía Nuclear. Este ETF está formado por compañías de alta capitalización bursátil, sobre todo de Estados Unidos y de japón. Sus tres mayores posiciones son Duke Energy, Southern Company y Dominion Resources. La comisión es de un 0,61% y la rentabilidad por dividendo anualida y actualizada es de un 3,05%.

North Shore Global Uranium Mining. Está formado por compañías que se dedican a la exploración, extracción, desarrollo y producción de uranio, así como empresas que tienen uranio físico. Invierte el 18% en el sector de materias primas y el 82% en el de energía. Sus tres mayores posiciones son Nac Kazatoprom, Cameco y Yellow Cake.


¿Estás interesado en nuestros informes personalizados de Estrategias de Inversión en USA o Europa? ¡Visita nuestra sección de Servicios o escríbenos a info@makingatrader.com!


Horizons Global Uranium. Sigue al índice Solactive Global Uranio Pure Play. Está formado por compañías cuya labor se centra en la exploración y extracción de uranio. Sus tres principales posiciones son Nac Kazatoprom, Cameco y Yellow Cake.

SPDR Metals & Mining. Este etf no invierte solo en uranio y sigue al índice S&P Metals and Mining Select Industry. Sus tres principales exposiciones son Alcoa, Commercial Metals Company y Allegheny Technologies Incorporated.

Invertir en Uranio a través de acciones

Hay que distinguir entre las compañías que producen uranio, como por ejemplo Cameco, Kazatomprom, CNNC, y las que buscar nuevos yacimientos de uranio. Veamos tres compañías interesantes del sector.

Cameco. Esta empresa de Canadá acapara el 18,1% de la producción mundial de uranio y entre noviembre de 2019 y noviembre de 2020 dobló su precio. Incluso llegó a ser una de las mayores posiciones del fondo Azvalor Internacional.

Kazatomprom. Se trata del operador de Kazajstán para la importación y exportación de uranio. Es el mayor productor y vendedor de uranio del mundo. Proporciona más del 40 % del suministro mundial. Todas sus minas están en Kazajstán y todo el uranio lo dedica a la exportación.

Denison Mines. Es una empresa de Canadá que se encarga de la exploración, desarrollo y producción de uranio. El 15% del conglomerado pertenece a Korea Electric Power. Tiene una participación del 95% en el famoso proyecto Wheeler River, el mayor proyecto de uranio sin desarrollar en el norte de Saskatchewan.

Advertencia Legal

La toma de decisiones de inversión debe hacerse de manera responsable y siendo conscientes de los riesgos que se asumen. Making a Trader no acepta ninguna responsabilidad por el contenido y los análisis del consultorio. Se advierte igualmente que la operativa en el mercado de valores supone un riesgo elevado e implica una vigilancia constante de la posición.

El contenido de la página web y los servicios que se ofrecen no pretenden ser, no son y no pueden considerarse en ningún caso, asesoramiento en materia de inversión ni de ningún otro tipo de asesoramiento financiero, ni puede servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo. Los usuarios deben estar plenamente informados sobre los riesgos, gestión monetaria, apalancamiento y los gastos asociados con el trading en los mercados financieros.

Deja una respuesta