Estrategia de inversión en Talgo

Presentamos nuestra estrategia de inversión en Talgo. Siempre por análisis técnico (como no), donde el valor está a punto de dar señal de entrada. No obstante, no es una de nuestras mejores opciones de cara a entrar en el mercado. Analizaremos técnicamente el valor y explicaremos por qué no es una inversión excelente a pesar del buen aspecto técnico.

La tendencia primitiva de Talgo es, aunque con bastante tranquilidad, alcista. Este es, y debe ser, el primer factor que buscamos al invertir en el lado largo, también llamado alcista. No invertiremos nunca en Abengoa, Telefónica, o el sector bancario siempre que tengamos acciones como Intuit, Autodesk, Amazon o casi todas las energéticas españolas.

Como comentamos, la tendencia de talgo es alcista, pero sobretodo destacamos la buena señal que nos da el indicador de fuerza comparativa Mansfield. Así lo podemos ver en el gráfico semanal, que a continuación se muestra. La guinda al pastel la debe poner el indicador macd, si finalmente produce su giro al alza.

Talgo – Gráfico Semanal

Si ampliamos el gráfico a diario, observamos como Talgo a pesar de la gran caída que sufrió el 5 de marzo, no perdió niveles de fibonacci importantes. También es importante destacar que no perdió la zona de las medias móviles de 150 y 200 sesiones.

La media móvil más representativa es la de las últimas 200 sesiones, pero también utilizamos la de 150 para observar un posible cruce o separación entre ambas.

Talgo – Gráfico Diario

En el último mes, Talgo ha venido formando una figura en forma de triángulo. Este tipo de figuras tienen gran importancia. En caso de romper por arriba (zona de 5,70 euros) activaría un objetivo alcista, que se sumaría al que tiene activado por la ruptura del rectángulo en gráfico semanal. Su objetivo serían los 7 euros.

Conclusión: No es la mejor opción de entrada

A la hora de invertir en este tipo de valores, debemos tener en cuenta la volatilidad que tienen. En el caso de Talgo vemos como a menudo el valor deja grandes mechas o huecos al alza o a la baja. Esto supone que nuestros stops deberán estar a una cierta distancia del precio de entrada, con el riesgo que ello conlleva. Por todo ello, nosotros no invertiremos más allá del 3% de nuestro capital en Talgo.

Deja una respuesta