La fiesta se acaba: gestiona bien tu dinero o adiós a tu soñada jubilación

Ante un previsible futuro de tipos negativos… a más de uno le van a hacer lo que viene siendo un traje. Guardar el dinero en el banco para vivir de los intereses es una estrategia que hace años dejó de funcionar.

En un futuro, ya más presente que nunca, aquel que no invierta su dinero en cualquier sector que considere oportuno, acabará viendo como los ahorros de toda su vida empezarán a perder valor

La Bolsa es un lugar magnífico para invertir ese dinero que no nos hace falta en un periodo de tiempo más bien largo, pero que sí que nos hará falta en 10 o 12 años. Para que ese dinero se vaya revalorizando, la mejor manera, tal y como se ha ido demostrando con el paso de los años, ha sido invertir el dinero en la renta variable.

El mercado de acciones ha sido bastante más rentable que la renta fija, incluso que invertir en oro… y por supuesto, mucho mejor que mantener nuestro dinero en el banco. 

¿Donde invertir nuestro dinero?

Para empezar, debe ser en un sector que conozcamos. Es decir, no invertiremos nuestro dinero a largo plazo en Bitcoin, ya que no tenemos ni idea de como funciona.

Dudo que haya alguien que realmente sepa que es un Bitcoin, ni siquiera sus propios creadores, no tiene un valor subyacente claro

Tampoco invertiremos en cualquier empresa americana simplemente porque nos suene bien su nombre… y mucho menos invertiremos en un valor por haber leído una recomendación en la prensa salmón (Expansión, El Economista…)

Entonces, la respuesta a la pregunta del millón es: invertiremos en empresas consolidadas, que tengan una tendencia alcista, y que no se encuentren en máximos históricos. Coca-cola, McDonald’s, Amazon, Apple… son algunas de las empresas con una excelente calificación para incorporar a nuestra cartera de ahorro a largo plazo. Pero en su debido momento. Aprovechando una corrección en la subida.

Invertir no es lo mismo que apostar: no jugamos con nuestro dinero

Es del todo difícil intentar predecir qué empresas triunfarán en el futuro. Parece fácil aventurarnos en que empresas deberíamos apostar a fecha de hoy para ser casi millonarios en 30 años, pero en realidad nada es lo que parece.

Encuestas que se hicieron en la entrada del milenio revelaban que prácticamente la totalidad de los inversores creían firmemente en la fortaleza de Nokia y Kodak en el largo plazo. Estas empresas actualmente, en el mejor de los casos, no son ni una sombra de lo que eran en su momento. Esto solo significa una cosa que ya sabíamos: las cosas cambian.

Así pues, cuando decidimos invertir a largo plazo no hacemos una apuesta como si de un partido de fútbol se tratase: hacemos una inversión

Hace más de 60 años que la gente toma Coca Cola, va alguna que otra vez al mes (e incluso a la semana) a McDonald’s, compra Iphone, realiza sus búsquedas en Google o tiene un ordenador con sistema operativo Windows. Este tipo de empresas son en las que merece la pena tener invertido nuestro dinero. No son una apuesta, son una inversión.

Una curiosidad… ¿Cuánto dirías que se han revalorizado algunas de estas empresas en los últimos 50 años?

Hace pocos días que medio Estados Unidos celebraba el 50 aniversario de la llegada del hombre a la luna. Un auténtico hito en la historia de USA, y también de la humanidad.

Al tiempo que Neil Armstrong se jugaba el tipo siendo el primer ser humano en poner los pies en la Luna, en el planeta Tierra había varias empresas que, a su manera, también dejaron su huella en los parqués bursátiles

Por aquel entonces, poco se lo podían imaginar, pero algunos de los inversores de aquella época tenían en su mano varios boletos ganadores de la lotería. A continuación, varios de aquellos ‘’boletos de la lotería’’.

McDonald’s

Prácticamente desde sus inicios McDonald´s enamoró a sus clientes, que desde hace varias décadas alimentan a cientos de millones de personas en todo el mundo. La mundialmente cadena de restaurantes dedicada a la venta de comida rápida, y pioneros en uno de los tipos de servicio más demandados en el mundo, ha visto como el valor de sus acciones se ha revalorizado cerca de un delicioso 82.000%.

Lowe’s

Es la mayor cadena de distribución minorista de productos del hogar, materiales de construcción y bricolaje jamás vista en Estados Unidos. Arreglar el hogar, construir barbacoas o barnizar el parqué parece que lleva siendo un hobby para las familias americanas desde hace años. Solo eso justifica que los títulos de Lowe’s se han revalorizado un 70.000%

Altria

La gente come, bebe… y algún que otro despistado todavía fuma. Así pues, con sede en Virginia, Altria es una de las compañías más grandes dedicadas al comercio de comida, bebida y tabaco. Un bien de primera necesidad, que han sabido aprovechar con una revalorización del 49.000%.

Hasbro

Los niños juegan. Y al parecer lo llevan haciendo desde hace mucho tiempo. Solo eso explica la revalorización del 43.000% de Hasbro, empresa dedicada a la comercialización del popular juego Monopoly, la masa modeladora Play-Doh o los juguetes educativos de Playskook.

Disney

La centenaria compañía, no solo se dedica a la producción de las mejores películas de dibujos animados jamás vista, también tiene dentro de sus activos a parques de atracciones, videojuegos y un sinfín de libros, productoras de películas… e incluso los derechos de Marvel. La empresa lleva enamorando a los niños más de 90 años… y al mercado también. Eso explica su revalorización cercana al 40.000%

Algo más de riesgo

Hay una entrevista muy famosa de Warren Buffett, el mejor inversor de toda la historia en la que afirmaba que, de poder elegir únicamente un regalo para sus nietos, les regalaría un futuro del SP500. 

Invertir en el SP500 ha sido la mejor inversión posible. De hecho, justo esta misma semana ha vuelto a batir otro máximo histórico.

Para algo más de riesgo -siempre dentro de la normalidad- encontramos a las famosas FAANG (Facebook, Apple, Amazon, Netflix y Google)

De estas empresas, actualmente, las que más confianza dan de cara al futuro son Amazon y Google. No es del todo seguro que la gente siga utilizando Facebook durante la próxima década, tampoco es que Apple consiga batir cada año a sus competidores fabricantes de aparatos electrónicos… y ni mucho menos tiene asegurado Netflix su hegemonía en el mundo audiovisual streaming.

Aún así, la industria tecnológica es la más fuerte en lo que llevamos de año, tanto en Estados Unidos como en Europa. De ahí a que no se deba despreciar empresas de tal tamaño pertenecientes a la industria de la tecnología.

Saber mirar fuera de España es sinónimo de ganar dinero

Un error que a menudo cometemos en España es el no mirar más allá de lo que tenemos. Somos un país prácticamente rico en todo: gastronomía, cultura, buen humor… pero, además de flaquear en la cultura financiera, también tenemos problemas para atrevernos a invertir fuera del IBEX35.

Sin embargo, ese error no lo cometemos únicamente en España, como podemos ver en la estadística proporcionada por Investing, la mayoría de los inversores europeos prefieren invertir su dinero en el mercado propio de su país. 

El Ibex35 es uno de los mercados bursátiles de Europa que peor se han comportando en los últimos años. Es un índice muy ponderado por el sector bancario y con valores a menudo con poco volumen de negociación. No es una buena noticia para el IBEX35 que el sector bancario sea el peor sector para invertir en toda Europa.

Precisamente los bancos son los que atraen a un mayor número de inversores novatos que, acompañados por los periódicos y demás medios de la prensa salmón, acuden en masa a depositar en valores basura parte de sus ahorros, que finalmente acaban perdiendo entre comisiones y debacles de los valores bancarios comprados. Es el caso de Banco Santander, BBVA, Bankia o Banco Sabadell.

¿Por qué no invertir dinero en el mercado más fuerte del mundo? 

Actualmente, y desde hace más de una década, es el mercado americano. Precisamente allí encontramos las mejores oportunidades de inversión. ¡Aunque, cuidado! Eso no quiere decir que no debamos diversificar nuestro dinero e invertir parte de nuestro capital en empresas europeas que presenten una oportunidad de compra.

No hay nada más mentiroso que un periodista sensacionalista

Prácticamente cada vez que se produce una corrección en el mercado más grande lo habitual, no faltan en salir los de siempre, los periodistas carroñeros que no saben de lo que hablan. Quiero pensar que no lo saben, ya que, si de verdad saben de lo que hablan, sería para ponerles un calificativo algo más grande que el de incompetentes. 

A continuación vemos un gráfico que resume la economía mundial en un gran periodo de tiempo. En el se puede ver enfocado en rojo una de las mayores crisis bursátiles de la historia.

A pesar de la magnitud de la crisis, en grandes escala no podemos afirmar ni que tan siquiera se trate de un cambio de tendencia del mercado de acciones. Solo se produjo una corrección en un mercado que había subido, casi sin parar, desde los años 50.

Deja una respuesta