Hablemos del Itraxx Crossover

A la hora de analizar el mercado, es importante no ser cerrado de miras. Debemos intentar abarcar un considerable número de índices e indicadores que nos ayuden a conocer la situación real del mercado. La semana pasada hablamos del Baltix Index, esta semana haremos lo propio con el Itraxx Crossover.

En los últimos años, los índices de los derivados de crédito se han venido convirtiendo en uno de los más fiables termómetros para contemplar de forma numérica el miedo o la avaricia en los mercados de crédito.

Así pues, el Markit Itraxx Crossover Index mide el coste anual de asegurar la deuda corporativa frente a un posible impago, de tal manera que cuando más riesgo existe de un impago, mayor será la prima a pagar. Este indicador es la medida de riesgo más fiable que podemos encontrar.

Vayamos por partes… ¿Qué es un derivado de crédito CDS?

Viene de las siglas en siglas Credit Default Swap (cobertura de quiera de emisiones de crédito). Para entendernos, es una especie de seguro contra una posible quiebra, como un seguro que se compra para protegerse de una posible suspensión de pagos. Es decir, cuanto más riesgo, más prima se paga en concepto de CDS.

Aquí es donde el iTraxx Crossover coge tanta importancia, ya que mide la posibilidad de quiebra de los 50 bonos más representativos.

¿Cómo afecta a las Bolsas?

Cuanto más bajo esté el Itraxx Crossover, mejor noticia será para las Bolsas. Por contrapartida, si el ITraxx Crossover sube, las bolsas no lo interpretan como una buena noticia. Más bien todo lo contrario.

Para entender su importancia, este índice fue el primero en avisar de la debilidad de los créditos en la famosa crisis de 2008. Desde ese año, no paró de subir hasta alcanzar niveles nunca vistos, situándose cerca de los 1.000 puntos. Para hacerse una idea, lo ideal es 200-230 puntos.

Si estás interesado en seguir el Itraxx Europeo, el Hivol, Levs o el asíatico, puedes consultarlo en indexco.


Deja una respuesta