La hoja de ruta del SP500 y los sectores potencialmente rentables

El SP500 cerró el mes de septiembre con una caída del -4,76%. Estamos entrando, o mejor dicho, ya lo hemos hecho, en una fase en la que históricamente los osos han dominado los parqués bursátiles. Estamos inmersos en una etapa potencialmente bajista. Comentamos en qué sectores deberíamos fijarnos en función de las decisiones de los Bancos Centrales.

La tendencia de fondo es alcista. De eso no cabe duda. Aquí el frente de batalla se centra en si estamos entrando en una fase terminal de tendencia o si por el contrario únicamente estamos en un lógico descanso de la subida. Lo cierto es que existen argumentos para cualquier escenario. Esto es Bolsa suele suceder prácticamente en todos los temas de discusión

En el gráfico que se muestra a continuación podemos ver como la época en la que entramos es potencialmente bajista.

Para lo positivo, que sería una continuidad alcista, estamos más que preparados. Para lo negativo no tanto, es por eso que solemos centrar nuestros comentarios en los aspectos que potencialmente podrían traernos problemas.

Sobre estos aspectos potencialmente negativos, lo cierto es que ninguno se le ha añadido. El SP500 sigue impactando con una inmensa resistencia que une los máximos crecientes desde el año 2009, el sentimiento inversor es muy poderoso en el medio plazo y, además, algunos indicadores de Amplitud de Mercado continúan deteriorándose desde el punto de vista alcista.

Sobre la crisis de Evergrande, la crisis de suministros, la crisis energética… son algo que podíamos esperar. Se está intentando justificar un recorte estacional con cantidad de supuestas crisis de inmensa importancia. Antes fue la guerra comercial con China y las investigaciones a las Big Tech americanas.

El Nasdaq y el SP500 inician su prevista corrección

Uno de los gráficos que esta semana traemos es el GPS que casi semanalmente el analista José Ignacio Crespo nos ofrece en su newsletter. En este gráfico, el cual podemos ver adjuntado a continuación, podemos ver sobre una línea roja la actuación del Nasdaq en el año actual y en la línea azul el comportamiento que tuvo el Nasdaq en el año 2018.

Como podemos ver, el Nasdaq100 debería iniciar un recorte a partir de los niveles actuales. Esto supone que nuestra hoja de ruta debería acabar cumpliéndose. Un Nasdaq y SP500 recortando hasta zonas importantes de soporte.

Puedes leer »China-Evergrande: La primera fichá de dominó» en este enlace

Una vez cumplido este escenario, tocará analizar si estamos ante un momento de compra o si por el contrario debemos seguir manteniendo altos niveles de liquidez como el que actualmente mantenemos.

Adjuntamos a continuación el mismo gráfico, pero sobre el SP500. También podemos ver como el recorte debería producirse durante las próximas semanas y llevar al SP500 a zonas de soporte en el medio plazo. Sabemos que rentabilidades pasadas no aseguran rentabilidades futuras, pero la historia en muchas ocasiones rima.

Dos de los datos que nos preocupan sobre el SP500

Varios los datos que nos llaman negativamente la atención sobre este Mercado y en concreto sobre el comportamiento del SP500. En este comentario traemos dos de ellos, aunque en nuestro informe ‘’Guerra en el Mercado’’ los analizamos todos ellos con detalle.

El primer de ellos es el claro descenso en el porcentaje de valores que componen el SP500 que se sitúan por encima de su media móvil de 200 sesiones. Se ha descendido desde casi el 100% hasta un 76.5% entrando en divergencia con el propio índice que hasta hace nada marcaba máximos históricos. En el caso del NYSE, ya están por debajo del 60%.

El segundo dato lo vemos en el gráfico sobre la Linea Avance-Descenso del NYSE que Javier Lorenzo publicaba en su cuenta de twitter. En sus propias palabras ‘’La línea AD del NYSE continua dentro del rango lateral en el que ya se encuentra 4 meses’’.

La preocupación sobre este gráfico por nuestra parte es que no se acabe rompiendo el soporte a la baja y se inicie un techo de Mercado. Consideramos que esta sospecha es racional por los motivos que semana tras semana comentamos en estos análisis.

Estamos hablando de la inmensa resistencia del SP500 y del sentimiento inversor. Sobre la inmensa resistencia que siempre comentamos sobre el SP500, adjuntamos el gráfico semanal del índice para recordar a lo que nos referimos.

Los temores de Wall Street

En Wall Street están empezando a plasmar su nerviosismo, por decirlo de alguna manera. Las casas de análisis como Morgan Stanley, Citigroup, Deutsche Bank y Bank of America esperan una corrección en el Mercado. (Esto para los más veteranos en este mundo podría considerarse incluso una buena noticia)

Concretamente, creen que tras marcar el SP500 en lo que llevamos de año 54 máximos históricos existen motivos para un descanso. Justifican su tesis con el excesivo optimismo entre los inversores, las excesivas valoraciones de las compañías y el incremento de la inflación por encima de lo previsto y deseado. Todavía hay más: el gran miedo que le tiene Alemania a la inflación y las interrupciones en las cadenas de suministros.

Todo esto ello, especialmente el tema de la inflación implica que tanto la Reserva Federal de Estados Unidos como el Banco Central Europeo podrían adelantar los plazos no solo para el tapering (reducción progresiva de los estímulos) sino también para empezar a subir los tipos de interés y sus consecuencias.

¿En qué sectores deberíamos fijarnos en función de las decisiones de los Bancos Centrales?

Lo que a continuación se comenta son simples suposiciones de tipo macroeconómico. Al final, a la hora de invertir en cualquier acción sector, por nuestra parte atendemos a la situación técnica y de fuerza relativa de cada activo.

La variable que más está frenando la tendencia alcista y provocando el estancamiento es la posible retirada de estímulos monetarios. El comienzo del tapering y el tensionamiento financiero (inicio de subidas de tipos de interés) está pesando en los sectores con mayores niveles de endeudamiento. También está impulsando al sector financiero (bancos y servicios) que no para de ganar tracción.

¡Más cosas! Los sectores que tal vez podrían comportarse mejor

El otro gran catalizador de los movimientos del mercado (que está estrechamente vinculado con el tapering o menores compras de bonos) es la inflación. Los sectores que menos preocupación muestran por las subidas de precios son Inmobiliario, Tecnología, Salud, Utilities, Financiero y Comunicaciones son donde se están concentrando las tendencias alcistas.

Estos sectores pueden trasladar a precios finales el aumento de costes y no dañar sus márgenes. También pueden actuar de refugio ante un escenario de subida descontrolada del IPC.

El corte de suministros que están sufriendo y el fuerte encarecimiento de los precios de materiales básicos que disminuye la demanda hace que algunos sectores como automoción y recursos básicos no estén comportándose favorablemente en una fase del ciclo expansiva que teóricamente les es favorable.

El sector de la energía en EEUU (principalmente petroleras) es de los que mayor momento positivo están adquiriendo a corto plazo. Con el precio del petróleo en máximos, las acciones de las petroleras han rebotado con fuerza y comienzan a converger al alza. No existen excesos (no hay sobrecompra) y se acumulan amplias divergencias alcistas en osciladores de precios y de volumen.

Advertencia Legal

La toma de decisiones de inversión debe hacerse de manera responsable y siendo conscientes de los riesgos que se asumen. Making a Trader no acepta ninguna responsabilidad por el contenido y los análisis del consultorio. Se advierte igualmente que la operativa en el mercado de valores supone un riesgo elevado e implica una vigilancia constante de la posición.

El contenido de la página web y los servicios que se ofrecen no pretenden ser, no son y no pueden considerarse en ningún caso, asesoramiento en materia de inversión ni de ningún otro tipo de asesoramiento financiero, ni puede servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo. Los usuarios deben estar plenamente informados sobre los riesgos, gestión monetaria, apalancamiento y los gastos asociados con el trading en los mercados financieros.

Deja una respuesta