IAG: ¿Es momento de comprar aerolíneas?

Aerolíneas como IAG y el resto del sector turístico han sido los principales damnificados de la crisis provocada por el coronavirus. Se han perdido miles de millones en ingresos actuales y previstos para todo el año y parte del que viene. Esta situación ha provocado el desplome de los valores turísticos. ¿Es el momento de comprar?

IAG
IAG

Posiblemente lo sea si entendemos la compra de este tipo de valores a largo plazo. Tenemos muy claro que, en cuanto al análisis fundamental, un año de una reducción del 80% de los ingresos de un valor no lo define. Es decir, el Mercado descuenta la trayectoria del valor a años vista.

Además de paciencia, hará falta algo de estómago para aguantar los vaivenes que pueden hacernos sufrir valores como IAG, Lufthansa, cadenas hoteleras como Meliá Hotels o incluso valores del sector cruceros como Royal Caribbean Cruises.

La mayoría de este tipo de valores están cotizando a precios de hace más de una década. En esta ocasión analizamos la situación de International Airlines Group (IAG), pero es perfectamente aplicable a la gran mayoría de estos valores.

Tenemos que tener en cuenta que, a pesar de todo lo que digan los medios de comunicación, la gente seguirá viajando, disfrutando de los hoteles y yéndose de crucero. El coronavirus nos ha arrebatado un año pero no nos arrebatará toda la vida.

Es precisamente esta base la que hace que muchos inversores quieran aprovechar la ocasión para disfrutar de estos descuentos. En concreto, uno de los valores más negociados entre los inversores españoles es IAG.

¿Es el momento de comprar aerolíneas?

No, aún no ha llegado el momento. En primer lugar porque la crisis del virus no ha pasado, en segundo lugar porque a pesar de la enorme subida de los índices mundiales el sector turístico y en concreto el de las aerolíneas no se ha sumado a la fiesta y, en tercer lugar, porque no se han recuperado zonas técnicas de enorme importancia.

Así lo podemos ver en el gráfico de STOXX Europe Total Market Airlines. Se trata de un índice sectorial que recoge en versión total return (dividendos includios) el comportamiento de todo el sector de las aerolíneas europeas.

Aerolíneas – Indice Sectorial Europeo

Podemos ver como se han llegado a niveles de los techos de 2011. Una auténtica locura teniendo en cuenta que hace relativamente poco estábamos en 500 puntos. Si bien es cierto que esta zona es una importantísima zona de soporte, no debemos descartar la posibilidad que desde los 315 puntos que ahora está vuelva a dirigirse a los 250 puntos.

Casualmente esta circunstancia podría darse con la excusa de una nueva recaída de los contagios por el covid19 o un nuevo cierre de la economía en plena temporada turística.

Así pues, la decisión más sensata es esperar a que el STOXX Europe Total Market Airlines llegue en cierre semanal a los 370 puntos. A partir de ahí podríamos estudiar comprar algunos valores de este sector.

¿Cuándo llegará el momento en IAG?

En el gráfico semanal en su máxima extensión podemos ver como IAG ha venido a tocar -e incluso dilatar por varias semanas- la principal tendencia alcista desde el año 2002. A partir de aquí, y tras perder la zona de enorme importancia en los 3,10 euros, el aspecto técnico se ensució bastante.

IAG – Gráfico Semanal

Por lo cual, vamos a esperar a la llegada a los 3,10 euros para entrar en IAG. La buena noticia es que, a pesar de que deberemos aceptar un stoploss bastante lejano en los 2,50 euros, tendremos un objetivo alcista en los 7 euros.

Advertencia Legal

La toma de decisiones de inversión debe hacerse de manera responsable y siendo conscientes de los riesgos que se asumen. Making a Trader no acepta ninguna responsabilidad por el contenido y los análisis del consultorio. Se advierte igualmente que la operativa en el mercado de valores supone un riesgo elevado e implica una vigilancia constante de la posición.

El contenido de la página web y los servicios que se ofrecen no pretenden ser, no son y no pueden considerarse en ningún caso, asesoramiento en materia de inversión ni de ningún otro tipo de asesoramiento financiero, ni puede servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo. Los usuarios deben estar plenamente informados sobre los riesgos, gestión monetaria, apalancamiento y los gastos asociados con el trading en los mercados financieros.

Deja una respuesta