IBEX35 – Brexit: Cuando la sangre inundó el parqué

El 24 de Junio es el aniversario de una de los peores sesiones en la historia del IBEX35. Los Mercados amanecían con un inmenso shock producido por los resultados del referéndum del Brexit. El IBEX35 registraba la que, hasta la fecha, sería la peor sesión de su historia con caídas del 12,35% en una única sesión.

Nos desplazamos hasta aquel día 24 de Junio del 2016. Las campanas de las plazas bursátiles europeas anunciaban el arranque de una sesión que pasaría a la historia. Los peores temores se confirmaban. Los resultados del referéndum confirmaban que los euroescépticos habían ganado. A primera hora de la mañana, Jenny Watson hacía oficial la decisión de los ciudadanos del Reino Unido para abandonar la Unión Europea.

La noticia retumbaba por todo el Mercado español. El IBEX35 iniciaba la sesión con una caída del 7%. El caos era tal que había muchos valores que a los 20 minutos de la apertura del Mercado aún no habían conseguido casar ordenes de compra con ordenes de venta. Era el comienzo de una auténtica masacre en el Mercado Europeo y, especialmente, en nuestro IBEX35.

A primera hora los medios económicos alertaban de que la sesión podría acabar siendo mucho peor que aquella jornada negra del 10 de Octubre del 2008. En aquel momento, varios de los analistas más reconocidos del país hablaban de ‘’sangre en las calles’’ refiriéndose a lo que estaba ocurriendo en los parqués del mercado español.

Al mismo tiempo, el primer ministro ingles dimitía de sus funciones con una sorprendente tranquilidad y, lo que es más, incluso tatareando en su despedida.

Cuando Mariano Rajoy quiso tranquilizar al IBEX35

Tal era el caos que se estaba produciendo en España, que el aquel entonces presidente del gobierno, Mariano Rajoy, tuvo que salir a tranquilizar a los Mercados.

Sus palabras fueron: ‘’Quiero transmitir un mensaje de serenidad y calma a los Mercados. España tiene ahora una economía con solidos fundamentos’’. Mariano Rajoy añadió: ‘’Una contingencia externa como esta hace tan solo unos años habría llevado a España a la quiebra. No es este ahora el caso’’. El IBEX35 cerró la sesión con una caída del 12,35%. La peor en su historia hasta aquel momento. El 12 de marzo del 2020 se acabaría batiendo ese récord.

‘’El saldo total en todo el planeta fue que 2 billones de dólares se esfumaron del planeta. Esta cifra supone el doble del PIB de España’’

El desplome del IBEX35 aquel 24 de junio del 2016 fue especialmente terrorífico para los inversores españoles. El selectivo español fue el índice más castigado de Europa. De hecho, el IBEX35 cayó cuatro veces más que el mismo FTSE100 británico.

Incluso aquel día, el expresidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Alan Grisham, alertó de que la etapa que se abría a partir del Brexit iba a ser peor para las Bolsas que los días más negros vividos en Octubre del 1987.

‘’Es el peor periodo que recuerdo desde que trabajo para la Administración, incluso peor que aquel día de octubre del 1987 cuando el Dow Jones cayó un 23%’’

¿Cuál era el temor de los Mercados?

Llegados a este punto, debemos preguntarnos cual era el verdadero temor de las Bolsas y cual es el motivo por el cual el IBEX35 español cayó cuatro veces más que el FTSE100 Británico, a pesar de ser este último el que abandonaba la Unión.

Lo cierto es que no existe un único motivo. Más bien es el conjunto de varios. Por ejemplo, uno de ellos es el marcado acento inglés de tantas compañías del IBEX35. Desde hace muchos años, las empresas españolas tenían -y tienen- grandes intereses en el Reino Unido. En aquel momento se estimó que el impacto en las empresas del mercado español sería de más de 30.000 millones de euros.

Por otra parte, también ayudó a las caídas la fuerte ponderación del sector bancario en el selectivo español. Aunque en los últimos meses se ha ido reduciendo el peso de los bancos en el mercado español, en aquel momento estaba prácticamente en su apogeo máximo.

La peor pesadilla de los Bancos Centrales: No poder actuar

Además, y posiblemente este es el factor más importante, las impresionantes caídas también se pueden explicar por el efecto divisa. El desplome de la Libra advertía de una fuerte reducción de beneficios futuros. Lo que el día antes del referéndum del Brexit tenía un valor, al día siguiente tenía otro muy inferior.

Al final, la amenaza que suponía el Brexit era tal y que ni tan solo existía una sola herramienta que los Bancos Centrales pudieran llevar a cabo para paliar los daños. No era un problema de bajar los tipos de interés o de inyectar más dinero.

El problema no iba de dinero y si de prestigio. El Brexit suponía abrir un boquete inmenso en todo el corazón de la Unión Económica. Ante eso, poco o nada se podía hacer. Han pasado ya varios años de aquel desplome del -12,35% en el IBEX35 (que también fue de un -20% para IAG, Banco Santander y Bankia) y, de ese temor, poco queda hoy en día. El terror al Brexit se ha quedado atrás.

De hecho, como siempre suele suceder, los Mercados hicieron gala de su tradicional pesimismo en los peores momentos y empezaron a descontar lo peor. Al cabo de unos años, como hemos podido ver, nada ha sido tan grave. Como sabemos, años más tarde llegó un acuerdo sin aranceles para ambas partes… aunque con muchas trabas burocráticas.

Una valiosa lección… incluso aplicable al IBEX35

Tal y como dijimos en los peores momentos del año 2020, el mundo no valía un 40% menos el día 23 de Junio del 2016 que el 25 de Junio del 2016. De ahí el grave error que cometieron aquellos que llevaron a cabo una liquidación total de sus acciones y de sus activos más preciados.

Deja una respuesta