El descalabro del Manchester United y el efecto Pogba en Wall Street

El Manchester United es el equipo más grande de Inglaterra, al menos históricamente. Debutó hace ya más de cuatro años en Wall Street cuando los parqués americanos fueron testigos del primer equipo europeo en debutar en el mercado bursátil más grande del mundo. Pero… ¿Que ha sido del equipo desde entonces?

Manchester United

La familia Glazer, propietaria del equipo, ganó poco más de 189 millones de euros con la salida a Bolsa del equipo a un precio de 11,50 euros por acción. A pesar de sus fracasos deportivos en los últimos años, la cotización del equipo no se ha visto especialmente debilitada, aunque podría estar por llegar el verdadero descalabro.

Que el Manchester United es una marca de prestigio es indudable, que el efecto Pogba ha contribuido a engrandecerla aún más, tampoco lo es. Pero igual de indudable es la deriva en la que el equipo de Manchester está inmersa en Wall Street.

El objetivo Glazer

Cuando en el año 2005 la familia Glazer tomó el mando accionarial del Manchester United, el valor del equipo rondaba los 900 millones de euros. Por aquel entonces, las previsiones de los máximos accionistas era alcanzar los 2.000 millones de euros. Esa previsión, aún lejos de cumplirse, tampoco parecía una locura por entonces.

La ambición de los Glazer era crear un ambicioso plan comercial destinado a todo el continente asiático. Empezaron por Singapur, donde esperaban obtener unos 1.200 millones de euros. Sin embargo, los diferentes estudios acabaron mostrando que la capacidad real de penetración es inferior a lo esperado.

El efecto Pogba en el Manchester United

La llegada de Pogba fue muy importante para el Manchester United… pero no precisamente en el ámbito deportivo, donde el jugador ha dejado más dudas que goles.

Manchester United
Gráfico Semanal – Manchester United

Casualidad o no, las acciones del Manchester United llegaron a subir un 73% desde la llegada de Pogba, pero, tras las caídas de los últimos meses, ese efecto apenas se ha quedado en un 10%.  Este dato, teniendo en cuenta la inflación, es poco menos que lo comido por lo servido. Y lo peor está por llegar.

Lógicamente, ni Pogba es único responsable de la subida de las acciones, ni tampoco de la bajada. Se trata más bien de un conjunto de factores.

Un equipo de fútbol… que no juega a fútbol

Utilicemos la lógica. ¿Cual es la misión de un restaurante? Atraer a comensales, lógicamente. ¿Y la de una panadería? Vender barras de pan, pasteles y quizás algún que otro refresco. Entonces, ¿cuál es la misión de un equipo de fútbol? Ganar títulos… y ofrecer espectáculo.

Manchester United

Podríamos llegar a entender que, por la enorme competencia en la Premier League, el equipo no consiguiera ganar títulos. Pero nada le impide dar espectáculo y jugar de una manera que, cuanto menos, no aburra a las piedras. El Manchester United pierde y aburre. 

Así pues, el efecto Pogba se ha ido diluyendo como la espuma. Las acciones del equipo reflejan la misma deriva que el aspecto deportivo.

¿Cual es el futuro del Manchester United en Wall Street?

Manchester United

La deriva se confirmó cuando perdió la línea roja, sobre los $18. Al perder ese precio, el valor activó un objetivo bajista que lo podría llevar, por lo menos, hasta la zona de los $9.

Por supuesto, en Bolsa nunca se puede afirmar nada con total seguridad. Sin embargo, parece que la familia Glazer está comprando todas las papeletas para ver su empresa muy por debajo de lo que tenían previsto cuando la compraron, o más bien se autocompró, en el año 2005.

Deja una respuesta