ORO: Objetivo cumplido y nuevas perspectivas

A principios de mayo anunciábamos a través de nuestra web que compraríamos oro debido a que especulábamos con una subida del metal debido a una estructura técnica alcista y al contexto general de mercado. Dos meses después, ha pasado de $1700 a $1800.

Aunque lo más normal es que siga subiendo, vamos a recomendar recoger parte de los beneficios acumulados para tomar una nueva posición de cara al próximo recorte.

Puedes ver nuestro artículo anterior sobre el Oro pinchando aquí.

La tendencia primaria es alcista, tal y como vemos en el gráfico semanal ampliado.

La zona más importante en el lado bajista del Oro son los $1.000. Este precio, fue una resistencia en el pasado y ha funcionado como soporte en las últimas caídas del Oro. La próxima frontera a batir serán los $2.000, zona clave de resistencia tras los máximos marcados en el año 2011.

Dicho esto, queda muy claro que la tendencia a largo plazo del oro es puramente alcista si no se pierden los $1.000. Esta zona hoy en día queda muy lejos.

Gráfico Semanal – Oro

Así fue nuestra estrategia

Especulábamos con la confirmación de una figura de Hombro-Cabeza-Hombro invertido tras la ruptura de la zona clavicular en los 1670 dólares. Al romper esta zona se activó un objetivo hasta los $1850. Este objetivo aún sigue vigente.

De hecho, este objetivo alcista se ha visto respaldado por una nueva figura técnica con implicaciones alcistas como es el doble suelo. Es una de las figuras técnicas que consideramos más fiables y que desde nuestro Curso de Inversión en Bolsa hacemos hincapié en ella.

Gráfico Diario – Oro

Esta figura de doble suelo, que se confirmó sobre los $1750, sigue apoyando nuestra idea de la revalorización hasta el objetivo marcado y posteriormente los $2000.

¿Existe la correlación Oro-Bolsa?

La relación entre el oro y la renta variable es algo más compleja que la creencia popular de que están inversamente correlacionados. Durante los últimos 40 años, su correlación media está alrededor de cero.

Ni siquiera existe una correlación clara entre el oro y los tipos de interés, aunque muchos analistas argumenten que éstos son uno de los factores con mayor impacto en el precio del material preciado.

Deja una respuesta