¿Ha pasado lo peor en Alibaba?

Alibaba y el resto de valores chinos que cotizan en Wall Street están sufriendo enormes correcciones en los últimos días. Los riesgos geopolíticos y los fantasmas que alarman de posibles »delisting» han llevado a Alibaba a perder soportes de importancia. ¿Es el momento de deshacer posiciones o debemos mantenerlas confiando en la sobreventa acumulada?

El pasado 30 de Junio publicábamos en la sección de ‘’Operativa’’ una posible estrategia de entrada en Alibaba, la cual dejábamos en standby hasta que se cumplieran varios requisitos técnicos. Esta serie de requisitos no se acabaron cumpliendo.

Puedes leer nuestro anterior análisis sobre Alibaba en este enlace

Aunque te adjuntamos aquel artículo por si quieres echarle un vistazo con tranquilidad, comentarte que los dos puntos que considerábamos indispensables para plantear una entrada en Alibaba eran los siguientes:

En primer lugar, que Alibaba demostrara fuerza suficiente como para superar el cruce a la baja de las medias de 30 y 50 semanas. En segundo lugar, además de todo esto, que esta formación de vuelta se realizara a partir de los 207,60 dólares.

Este punto tenía, y sigue teniendo, una importante relevancia técnica ya que es el soporte más importante. Estamos hablando de los techos del año 2018 y la zona por la que pasa la directriz alcista principal formada en el año 2016.

No, no es el momento de deshacer posiciones en Alibaba (por ahora)

Los 207,60 dólares ya son historia. En el momento en el que escribo estas líneas Alibaba está un -12% por debajo de este nivel. Parece que, al margen de un posible rebote, podemos dar por perdido este nivel.

Precisamente por la ausencia de soportes relevantes de importancia en el medio plazo, advertíamos de que no se podían perder los 207,60 dólares. Puestos a realizar este trabajo, vamos a ver que niveles podrían frenar la caída de Alibaba.

Alibaba tiene, entre los 207,60 dólares y los 165,60 dólares, un amplio abanico de zonas en las que se podría formar suelo. De cualquier manera, el punto que consideramos realmente relevante, al igual que en su momento fueron los 207,60 dólares, actualmente lo situamos en los 165,60 dólares. Aproximadamente una caída adicional del 14%.

La buena noticia es que el sentimiento inversor sobre Alibaba y el resto de valores chinos empieza a ser tan negativo que no debería sorprendemos que estemos en el tramo final de la caída. Si nos fijamos en el indicador Macd y en el RSC Mansfield, podemos permitirnos especular con la idea de que estemos ante los últimos coletazos del desplome.

Tencent, otro valor muy perjudicado por el gobierno Chino, también ha entrado en un fuerte proceso de ventas. También en Tencent los niveles de sobreventa están siendo muy extremos y, de hecho, se encuentran en zonas que anteriormente fueron de rebote. ¡No es el momento de vender!

Invertir en China… más allá del Análisis Técnico

En estos momentos, la situación de Alibaba es muy delicada. No vamos a comentar los aspectos geopolíticos ni fundamentales del valor, solo vamos a dejar constancia de que siempre hemos pensado que invertir en China conlleva unos riesgos muy elevados.

Por esa misma razón, solemos optar por invertir en China a través de un reducido porcentaje de la cartera y, a ser posible, a través de empresas europeas que tengan amplia presencia en Asia como LVMH.

Por otra parte, debemos tener en cuenta un aspecto. Muchos inversores han apostado por Alibaba en vista de su prometedor futuro. Bien, si esto es así, no deberían asustarse por un desplome del 20-30%.

El mismo Warren Buffett ha comentado en varias ocasiones que si no puedes aguantar una perdida latente del 50% en una posición, es mejor que no inviertas en esa idea. Claro está que, nosotros, como inversores que damos una total importancia al aspecto técnico, no podemos aceptar que un valor que tenemos en Cartera se desplace un 50% a la baja. Ni somos Warren Buffett ni tenemos sus recursos y herramientas.

Advertencia Legal

Advertencia Legal

La toma de decisiones de inversión debe hacerse de manera responsable y siendo conscientes de los riesgos que se asumen. Making a Trader no acepta ninguna responsabilidad por el contenido y los análisis del consultorio. Se advierte igualmente que la operativa en el mercado de valores supone un riesgo elevado e implica una vigilancia constante de la posición.

El contenido de la página web y los servicios que se ofrecen no pretenden ser, no son y no pueden considerarse en ningún caso, asesoramiento en materia de inversión ni de ningún otro tipo de asesoramiento financiero, ni puede servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo. Los usuarios deben estar plenamente informados sobre los riesgos, gestión monetaria, apalancamiento y los gastos asociados con el trading en los mercados financieros.

Deja una respuesta