Las pistas del mercado sobre una posible corrección

El Mercado, especialmente en Estados Unidos, sigue totalmente desenfrenado en mitad de un clima de euforia contenida por gran parte de los inversores. 

Se espera una corrección (que sigue sin llegar) desde hace ya varias semanas, mientras el mercado americano sigue marcando nuevos máximos históricos. Hasta la fecha, Europa sigue la estela de Estados Unidos, a pesar de empezar a mostrar ciertos síntomas de debilidad en la subida.

La rotura de las enormes resistencias que comentábamos hace semanas en nuestros estudios de Amplitud de Mercado ha activado enormes objetivos alcistas en casi la totalidad de los índices mundiales. Sin embargo, esta subida ha cogido algo desprevenidos a gran parte de los inversores, que ven recelosos como el mercado sube sin parar.

El riesgo es elevado, y no precisamente por la caída. Corremos peligro de, por querer evitar sufrir la caída de los mercados, nos estemos perdiendo la subida continuada. Nosotros no hemos cometido este error. Seguimos comprados en el mercado aunque vamos guardando liquidez.

El Mercado americano, sin apenas síntomas de debilidad

El SP500, índice bursátil más importante del mundo, sigue sin mostrar síntomas de debilidad tras la ruptura de los 3.000 puntos. De hecho, ha ido marcando una directriz alcista muy acelerada a la vez que ha roto un canal alcista -trazado en dos líneas punteadas azules-. 

SP500 – Gráfico Diario

Muchos inversores llevan hablando de la corrección en el SP500 desde los 3.200 puntos… a la vez que el índice ya tiene en su marco de visión los 3400 puntos. Como comentábamos, prever la caída del mercado americano ha resultado ser una decisión muy cara para muchos inversores.

El mercado de renta variable sigue imparable

El mercado de renta variable sigue mostrando una enorme fortaleza tanto en Europa como en Estados Unidos. De hecho, ha aumentado la entrada de dinero sobre el mercado de materias primas y la renta fija, a la vez que las reservas de liquidez se han reducido.

Valores vs Bonos

Una de las señales que anticipan la corrección será la salida de dinero en el mercado de renta variable en favor de la renta fija y las materias primas.

Los bancos se bajan de la subida del Mercado

A la vez que Europa y Estados Unidos siguen subiendo, los bancos ya no lo hacen en convergencia con los índices mundiales. Aquí podemos ver cierta divergencia, por decirlo de alguna manera, con las subidas. 

Bancos en Europa

Esta situación se junta a la entrada de dinero en industrias refugio como las utilities. Por lo cual, a pesar de que el dinero sigue presente en la renta variable, se ha ido desplazando a sectores defensivos.

De esto sacamos una conclusión, aunque la corrección no esté a la vuelta de la esquina, debemos ir con cuidado en entrar en el medio-largo plazo.

El Mercado en Europa: Aviso del Stoxx50

Es cierto. El mercado sube sin parar. Pero ya no es una convergencia global, el principal índice europeo – Stoxx 50 – ya muestra síntomas de debilidad al no poder superar la nueva zona de máximos en los 3800 puntos. 

Stoxx 50 – Gráfico Diario

Sin embargo, mientras no pierda los 3.700 puntos, no consideramos que salten las alarmas. Otro síntoma más de que el mercado de acciones podría estar cerca de una corrección.

Japón también apura la resistencia

La misma situación que hemos comentado sobre el Stoxx 50 se está produciendo en el mercado japonés. El Nikkei 225 no ha podido superar la resistencia de los 24.200 puntos.

Nikkei 225 – Gráfico Diario

Ya sea por la nueva excusa de moda, el coronavirus o por la crisis de Hong Kong, la desaceleración de China… la cuestión es que no la renta variable en Japón muestra debilidad.

Comprados si, pero con cautela

Si nos hubiéramos fiado del sentimiento general de los inversores, hubiéramos deshecho posiciones hace bastante tiempo. Pero la realidad es que, a pesar de que el índice de miedo-avaricia elaborado por la CNN haya llegado a mostrar lecturas de sobrecompra extrema, nunca llegamos a ver una convergencia generalizada entre la Amplitud de Mercado.

Por lo cual, mantenemos nuestra decisión de seguir comprados en el Mercado, pero reducimos los objetivos de nuestras posiciones abiertas.

Deja un comentario

Cerrar menú