Cómo funciona el Sistema de Pensiones en España

El Sistema de Pensiones de jubilación, así como el resto prestaciones sociales, están protegidas y reconocidas por la Constitución española en su artículo 41: 

“Los poderes públicos mantendrán un régimen público de Seguridad Social para todos los ciudadanos, que garantice la asistencia y prestaciones sociales suficientes ante situaciones de necesidad, especialmente en caso de desempleo. La asistencia y prestaciones complementarias serán libres”

Dicho sistema funciona bajo la premisa de estos cinco principios:

– Reparto

– Proporcionalidad contributiva

– Universalidad

– Gestión pública

– Suficiencia de prestaciones

La Seguridad Social es el organismo público encargado de su gestión. Las contribuciones de los trabajadores en activo, son aportadas a la “Caja Única”, un fondo común para el pago de todo tipo de prestaciones.

Dicho ente, además del Sistema de Pensiones, también tiene la responsabilidad del servicio de salud en todo el territorio español.

Sistema de Pensiones
Sistema de Pensiones

Acceso al Sistema de Pensiones

El momento de la jubilación, de manera ordinaria, se produce en 2016 a los 65 años y 4 meses. El trabajador tiene el derecho de una pensión mensual vitalicia cuya cuantía depende de las bases por las que haya cotizado los últimos años de vida laboral.

Estos años han de ser los últimos 19 años en 2016 y los últimos 25 años en 2022 y años sucesivos. Además de los años cotizados, también dependerá del tipo de jubilación al que acceda, la ordinaria, anticipada o la diferida.

Los requisitos básicos de acceso son los dos siguientes:

– Tener acreditados 15 años cotizados

– Un mínimo de 2 años en el intervalo de los anteriores 15 años

Sistema de Pensiones
Sostenibilidad del Sistema de Pensiones – Publicado el 2 octubre 2019

La débil sostenibilidad del sistema

Para que el sistema de pensiones sea sostenible en el tiempo, debe haber más trabajadores activos que número de pensionistas.

Esta forma de funcionar tiene una dependencia enorme de la Pirámide Demográfica del país. Un hecho que en los últimos años se ha deteriorado en demasía.

El número de trabajadores ha descendido, como consecuencia de la elevada tasa de paro, mientras que el número de pensionistas se ha visto incrementado; esto, unido a una inversión de la curva poblacional.

Todos los estudios coinciden que la tendencia futura será con más personas mayores, que además vivirán más años, y un número menor de trabajadores en activo.

Estos factores hacen poner en duda la sostenibilidad del sistema de pensiones, o en el mejor de los casos, que se puede equiparar al nivel de vida para las próximas generaciones que accedan al sistema de pensiones.

Deja un comentario

Cerrar menú