S&P 500 rebasando máximos históricos, apunta a los 3.000

El S&P 500 no tuvo el lunes la reacción fuertemente alcista que cabía esperar tras el acuerdo de Donald Trump y Xi Jinping. Tras reanudar las negociaciones comerciales y la decisión de Trump de no aplicar los aranceles con que había amenazado a productos chinos, ha sido el impulso definitivo para el índice.

Gráfico Diario del S&P 500

Desde el punto de vista técnico, el S&P 500 ha sobrepasado con claridad su máximo anterior. Esto indica que, salvo una ruptura en falso, tiene el camino despejado para arremeter con el nivel psicológico de los 3.000 puntos zonales.

Por el principio de confirmación, el gráfico semanal muestra que entrará en fuerza. Medida que se toma según el indicador de Amplitud RSC Mansfield, mostrando la renta variable más fuerza que la renta fija. Análisis que elaboramos cada lunes en nuestra sección ¿Donde está el dinero?

Gráfico Semanal del S&P 500

S&P 500 condiciona la subida a los datos de empleo y la FED

Todo va a depender, para que siga en la senda alcista, de los datos sobre creación de empleo en junio que se publicarán el viernes de esta semana y de la probable decisión de finales de mes que tomará la Reserva Federal de bajar los tipos de interés. 

Si los primeros no son buenos, pero tampoco excesivamente malos, y si, como se espera, los tipos de interés se rebajan un 0,50%, las bolsas mantendrán sus subidas. 

El presidente Donald Trump, se siente muy cómodo utilizando la economía de Estados Unidos tanto para seducir como para amenazar

Otro dato a consideración serán los beneficios empresariales del segundo trimestre de las empresas del S&P 500, que empezarán a publicarse la semana próxima.

La temporada estival suele ser un periodo tranquilo, con el permiso de Trump. Tras terminar de atacar a China y México, ahora la reprende con Europa. Bajo su punto de vista, el BCE actúa en pro de un Euro débil, que perjudica las importaciones americanas en el continente.

Deja una respuesta