SP500 – Recesión económica: La estadística nos advierte

Esta semana examinaremos una estadística importante para el SP500. El presente año 2022 está siendo excepcional, aunque no por los motivos que en principio nos gustaría… ¡Empezamos nuestro análisis semanal!

Nos encontramos en el cuarto peor inicio del año en la historia del SP500 con un desplome del –18% en las primeras 97 sesiones.

Únicamente en la Gran Depresión (1932) encontramos una caída del -32,5%, en la Segunda Guerra Mundial (1940) una caída del -21,4% y en la Guerra del Vietnam (1970) con un desplome del –20,1%

Sabemos cómo fue hasta la sesión 97 del año… pero ¿Cómo fue el año a partir de la sesión 98 y con que rentabilidad se cerró el año en su conjunto?

Los datos son los siguientes. En el año 1932 a partir de la sesión 98 hasta final de año se registró un +26,3%, pero el año en su conjunto cerró con un –14,8%. En el año 1940 a partir de la sesión 98 se registró un +8,1% pero en el cómputo anual un –15,1%. Por último, en el año 1970 a partir de la sesión 98 hasta final de año se consiguió un +25,2% pero en el cómputo anual quedó en un 0%.

Está claro que los datos, datos son, y que estos no aseguran que en este año 2022 vaya a ocurrir lo mismo. A pesar de ello, esto nos hace pensar que posiblemente estemos ante rebotes de cierta consistencia en los siguientes meses.

Esto no es algo nuevo, de hecho, lo comentábamos en los dos últimos comentarios semanales. Parece que no estamos ante el mejor momento para vender si no lo hicimos en su momento.

¿Puede haber una parte positiva en las caídas?

Regresando al aspecto bursátil. Existe otro récord que estamos por batir. El número de sesiones en verde en el SP500 en los últimos 100 días solo ha sido de 43. Algo no visto desde el año 2008.

A todo esto, la parte positiva es que los indicadores que miden los caras o baratas que están la mayoría de las acciones están saliendo de sobrecompra. Por ejemplo, el PER Shiller ha bajado a niveles previos a la crisis de 1929.

Claro está que para que baje el PER se deben producir una o dos condiciones. O baja la cotización o suben los beneficios. Bien, pues en estos últimos meses el PER ha bajado más bien por la caída de las cotizaciones.

Con todo esto, ha provocado que la actual corrección haya superado ya a la media del tamaño medio de las correcciones en los últimos 42 años del SP500. Mientras que la caída media era de un 10-15% de las 24 correcciones que hemos vivido, la actual ya supera el –18%.

Esta situación sumada a un amplio sentimiento bajista asienta los cimientos de un suelo de, como poco, para varios meses.

La estadística también apoya nuestra Hoja de Ruta. En concreto, doce meses después de que el SP500 entre en corrección ha subido de media un 23%. La subida 24 meses después es del +37,5%.

Los Mercados Bajistas en el SP500 a examen

Aquí las cosas se ponen algo más interesantes. Presten atención. Desde el año 1945 el SP500 ha sufrido 17 mercados bajistas con un desplome medio de un –30% con una duración media de 12 meses.

A partir de aquí, veamos que ocurre si identificamos estos mercados bajistas con las recesiones económicas. Aquí el dato es demoledor. Si se está sufriendo una recesión la caída media fue de un –35% y la duración fue de 15 meses.  Por otra parte, si la economía no sufría una recesión la caída media fue de un –24% y con una duración inferior a los 8 meses.

La probabilidad de que veamos una caída superior al 20% sin entrar en recesión económica es mínima. Únicamente hemos visto esta situación en una ocasión en más de 50 años. Esto fue en la caída de 1987.


¿Estás interesado en nuestros informes personalizados de Estrategias de Inversión en USA o Europa? ¡Visita nuestra sección de Servicios o escríbenos a info@makingatrader.com!


Más allá del SP500: La economía empieza a notar el golpe

Debemos partir de la premisa de que una cosa es la Bolsa y otra la economía. Si bien es cierto que estadísticamente lo ocurrido en Bolsa suele servir de anticipo para lo que puede estar por llegar en la economía, no debemos confundir ambos frentes.

Así pues, que preveamos un rebote de cierta magnitud en las Bolsas, no significa que la economía no pueda entrar en recesión y, por lo tanto, acabar afectando a estas.

Señales de la llegada de la recesión las tenemos. Entre ellas podríamos comentar que el consumo se está empezando a resentir por la elevada inflación. De hecho, compañías como Target y Walmart lo están empezando a reflejar en sus beneficios debido al creciente coste de los suministros y al freno del ánimo del consumidor.

En el caso de Walmart la pasada semana se hundía cerca de un –20% en lo que ya se puede catalogar como el mayor hundimiento de toda su historia. El anterior récord lo tenía en 1987 con un desplome del –18%.

Además de esto, según comentan trabajadores de varios centros de Amazon en USA, el volumen de pedidos ha descendido de una media de 75.000 pedidos en 2021 frente a los 50.000 pedidos diarios que se registraban en el centro logístico que ese trabajador mencionaba.

Sobre la economía, también es importante comentar que las ventas de coches están empezando a retroceder y que el Mercado inmobiliario en USA está empezando a ponerse feo. La venta de nuevas viviendas ha sido de 591.000 frente a las 750.000 esperadas.

Hasta aquí nuestro comentario semanal. Tengan una feliz semana.

Advertencia Legal

La toma de decisiones de inversión debe hacerse de manera responsable y siendo conscientes de los riesgos que se asumen. Making a Trader no acepta ninguna responsabilidad por el contenido y los análisis del consultorio. Se advierte igualmente que la operativa en el mercado de valores supone un riesgo elevado e implica una vigilancia constante de la posición.

El contenido de la página web y los servicios que se ofrecen no pretenden ser, no son y no pueden considerarse en ningún caso, asesoramiento en materia de inversión ni de ningún otro tipo de asesoramiento financiero, ni puede servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo. Los usuarios deben estar plenamente informados sobre los riesgos, gestión monetaria, apalancamiento y los gastos asociados con el trading en los mercados financieros.

Deja una respuesta