La última bala será para el retorno del Mercado Alcista

Con mayor o menor acierto hemos ido navegando en un mercado extremadamente volátil en las últimas semanas. Ahora, con el mercado global altamente sobrevendido, inmerso en el pánico y con la sensación de una recesión inminente, no es el momento de continuar con operaciones bajistas.

Que no veamos, por ahora, un nuevo tirón bajista no quiere decir que no tengamos en cuenta la posibilidad de que este mercado aún no haya tomado suelo. Lo que intento decir es que, si tiene que seguir cayendo, no será sin antes hacer un rebote.

Por otra parte, cuando el mercado empiece a subir nadie se lo tomará en serio, ya que la semana pasada ya hubo un fuerte intento de subida -incluso con ayuda de la FED– que terminó de la peor de las maneras: Con el Mercado cayendo de nuevo en picado tras la pérdida de credibilidad de la Reserva Federal. Como comentamos hace varios días, nada de esto tiene que ver con el coronavirus.

Punto de inflexión

Viéndolo con perspectiva, y teniendo en cuenta que lidiar un toro a pasado siempre es más sencillo, todo esto empezó a tomar forma en diciembre cuando Arabia Saudí se apresuró en sacar a Bolsa a Aramco no sin antes causar sensación de bonanza en el mercado. Sin embargo, a decir verdad, nunca nos imaginamos una caída de tal calibre como la que estamos viviendo.

Que el SP500 empezara una tendencia bajista es algo que veíamos muy lejano hace escasos días a pesar de la caída. Tenía que caer cerca de un 20% desde máximos históricos para confirmar el bear-market… y así lo hizo. Debemos reconocer que esta situación nos ha cogido con cierta sorpresa. 

Hasta ayer mismo, el Nasdaq era el único índice americano que no perdía zonas relevantes. Nuestra cartera está fuertemente posicionada en el mercado tecnológico al ser la industria más fuerte de la renta variable. Ayer todo cambió y, lo que era más fuerte, ha pasado a ser ‘’lo menos débil’’.

Muy pocos inversores, por no decir ninguno, tienen liquidez infinita. El dinero es un activo limitado. Es como tener una única pistola para toda una batalla. Así pues, y siguiendo con la comparación, un inversor debe saber en qué gastar su última bala con el claro objetivo de salir con vida de la batalla.

Los dos caminos del Mercado

No podemos considerar todavía que estemos entrando en un mercado bajista, para ello hace falta que la sensación de pánico se relaje, que los indicadores de amplitud de mercado salgan de zonas extremas… y que luego volvamos a caer. De producirse esta situación, sí que podríamos dar por concluido el mercado alcista que hemos disfrutado desde 2009.

Volviendo a Europa, adjunto un gráfico semanal del Stoxx50:

Stoxx50 – Gráfico Semanal

En este gráfico están marcadas las dos opciones que a día de hoy vemos con más probabilidad. Para dar por terminada la bajada, se debería ver un cierre semanal y posterior confirmación por encima de los 3.340 puntos. Puede parecer mucha distancia desde los precios actuales, pero es lo que ha bajado. No podemos pedirle menos.

Por otra parte, y posicionándonos en el lado bajista, también se necesita un rebote para confirmar la caída, esta vez perdiendo en cierre semanal los 2960 puntos. A partir de aquí, se abrirán cortos camino a los 2.000 puntos. 

Sea cual sea el movimiento del Mercado, lo que está claro es que Europa se moverá en la dirección que elija Estados Unidos.

Deja una respuesta